LA NORMALIZACIÓN DE LA VIOLENCIA. Fenómeno que nos afecta a todos

normalizacion

Por: Oscar Arenas

A lo largo de la historia hemos conocido sobre homicidios, violaciones, ejecuciones, entre otros hechos que generalmente trastocan la sensibilidad humana, que perturban la tranquilidad y el ánimo colectivo de una sociedad.

Hoy en día se está convirtiendo en habitual escuchar acerca de crímenes múltiples, homicidios horrendos, producto de la llamada guerra contra el narco y la lucha entre grupos antagónicos de la delincuencia organizada que se disputan el control de la mayoría de las actividades ilícitas.

Sociólogos y expertos analistas de seguridad coinciden que en los últimos años como sociedad hemos atestiguado un elevado número de hechos violentos como ejecuciones, homicidios, decapitaciones, que ya los empezamos a considerar como algo cotidiano, lo que propicia una pérdida de sensibilidad ante los acontecimientos que no deberían ser normales.

En apego a la verdad, los medios de comunicación cumplen bien con una actividad específica de mantener informada a la sociedad sobre los sucesos de la vida cotidiana y este tipo información se está convirtiendo en un insumo diario para muchos medios, incluso algunos de ellos que a nivel local se especializan en las llamadas notas rojas o policiacas.

Tan solo en el municipio de Celaya existen más de 30 medios informativos en formato impreso, radio, televisión y digitales, de los cuales al menos el 90 por ciento cuentan con secciones especializadas en nota roja e incluso presentan estas noticias como principales, conscientes del fuerte impacto social que representan.

Rodolfo Aceves, experto en temas de seguridad y colaborador en diversos medios nacionales, asegura que la sociedad actual está perdiendo la capacidad de asombro ante todas las expresiones de violencia y parte de esta culpa la atribuye al Estado por la impunidad en que quedan muchos casos y la falta de justicia para las víctimas.

“Me parece que en parte es culpa del Estado mexicano porque permite que la impunidad siga fomentando la delincuencia, que se haga algo normal lo que en realidad es un delito”, dijo el experto en una entrevista que concedió al portal La Silla Rota.

Aunado a lo anterior, existen otros aspectos que contribuyen a que la sociedad percibamos como cotidiano hechos con cierto grado de violencia.

Cada día es más fácil acceder a internet y todo el contenido que presenta: imágenes fuertes que revelan la crueldad humana y que sin menor restricción pueden verlo personas adultas, jóvenes y hasta niños.

Un alto porcentaje de series que se proyectan en televisión durante el horario familiar muestran hechos de violencia de manera explícita y hasta en tono sarcástico, lo mismo que muchas de las películas comerciales más taquilleras.

La violencia en un entorno cotidiano también la podemos encontrar en las escuelas, donde 7 de cada 10 niños en educación básica sufren o han sufrido “bullying”, de acuerdo a estadísticas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. En los centros de trabajo se ha reportado que hasta el 44 por ciento de los empleados sufren acoso laboran o el llamado “mobbing”, según cifras ofrecidas por la agencia de capacitación y colocación laboral OCC Mundial.

evacuan escuela
Niños en las escuelas, recibiendo capacitación de cómo actuar en caso de siniestro.

Finalmente en los hogares, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas, el 63 por ciento de las mujeres han sufrido violencia en México y el 62 por ciento son niños los que padecen o han sufrido actos de violencia en sus propias casas.

Ahondando en el tema de las escuelas, a nivel nacional ya existen protocolos que determinan la forma en cómo deben actuar directivos, maestros y alumnos ante hechos de inseguridad, y para no ir tan lejos, en Guanajuato la Secretaría de Educación emite desde hace años la llamada “Guía de Seguridad Escolar”.

En esta guía se establecen acciones de prevención y reacción que van desde lo que se debe hacer en caso de un incendio o un sismo, hasta cómo se debe actuar en casos de secuestro, despliegue de fuerzas de seguridad y balaceras dentro y fuera de los centros escolares.

Martín Barrón Cruz, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), en entrevista con El Universal declaró que la exposición a la inseguridad llega a situaciones extremas como lo previsto en estas guías de seguridad escolar, y cita el caso los niños en Tamaulipas “…ellos saben que cuando hay una balacera se tienen que tirar al suelo en su salón de clase. Aprenden cómo sobrevivir a un enfrentamiento armado, eso no es normal”, dijo.

Ante toda esta reflexión la pregunta sería ¿qué estamos haciendo como sociedad? ¿De qué forma podemos contribuir para contrarrestar este fenómeno?

la normalizacion1

Cualquier acción que genere o fomente el respeto hacia los demás ayuda, desde el ámbito familiar, en la escuela o en el trabajo; evitar cualquier acto que discrimine o violente la integridad de las personas y mostrar una postura de rechazo cuando alguien más lo haga.

Cualquier acción, por mínima que sea, puede contribuir a lograrlo, pero el hecho es actuar, no solo criticar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s